por /0 comentarios

DÉCINVERSIÓN REALIZADA EN ALCANTARILLADO SANITARIO ES EL MAYOR DE LAADA

●      Se redujo el rezago que presentaba este tipo de infraestructura en el país tal como instruyó el Presidente de la República Luis Guillermo Solís Rivera.

●      El principal proyecto de este período es el alcantarillado sanitario de la Gran Área Metropolitana.

Costa Rica es uno de los países más avanzados en brindar agua potable a sus habitantes; sin embargo, venía flaqueado en el tratamiento de las aguas residuales. Reducir ese rezago fue uno de los objetivos de la Administración Solís Rivera.

De tal modo, el principal proyecto de este Gobierno fue continuar con intensidad el alcantarillado sanitario de la Gran Área Metropolitana, que implica una inversión de ₡67.619 millones. Lo sigue la partida de Obras Menores, con una asignación de ₡7.900 millones, y la construcción del alcantarillado sanitario de Puerto Viejo y Cocles, en Limón, una inversión de ₡2.788 millones.

Se pasó de una inversión de ₡885 millones en el 2007, a una inversión de ₡24.915 millones en el 2015 (el año en  que se invirtió más). Para este año, se tuvo un presupuesto de ₡34.601 millones en esta área. Si bien suele suceder que no se ejecutan todos los recursos presupuestados, en caso de utilizar el 80% de este plan de gastos, se alcanzaría un nuevo record: ₡27.680 millones.

De acuerdo con los datos de la Dirección de Planificación Estratégica del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), este Gobierno realizó la mayor inversión en alcantarillados en una década. Así, de los ₡78.888 millones destinados a este proyectos del 2007 al 2016, más del 50% se concretaron entre el 2015 y el 2016.

La intervención de la entidad redunda en beneficio del ecosistema y de la salud de la población, ya que las aguas residuales son tratadas de forma adecuada, sin que llegue a los ríos  y permite, en muchos casos, sacar el tanque séptico de las casas, al conectarse con la red de alcantarillados. En síntesis, baja la contaminación.

El  país se encuentra todavía por debajo de la mayoría de los países de América Latina en temas de saneamiento del agua. En esta dirección trabaja el A y A, los otros operadores de los sistemas de agua y los ministerios de Salud, Ambiente y de Hacienda. Es una meta que requerirá de visión de largo plazo. Un 56% de la población está conectada al sistema de alcantarillado.

AyA desarrolló 18 proyectos de alcantarillado en el Gran Área Metropolitana (GAM). Desarrollados a partir del 2014 y hasta la fecha, ya están concluidos. La inversión ronda los₡2 mil millones. Estas “pequeñas redes” de recolección y tratamiento (que tienen un  impacto favorable en el medio ambiente y la salud) cuenta con ventaja del tratamiento de las llamadas “aguas grises”: las de las duchas y pilas de lavado. Si estas salen directamente por el cordón del caño sin tratamiento, caen directamente a los ríos y son focos de infección. Por ejemplo, en el distrito josefino de Pavas, se rehabilitó el alcantarillado sanitario el cual no aumentó la cobertura de la zona, pero sí solucionó la mala disposición de las aguas residuales.

La institución tiene programado invertir $1.456 millones hasta el año 2020, con el fin de mejorar la infraestructura para suministrar los servicios de agua potable, saneamiento, mejorar la eficiencia operativa de los sistemas a través de programas de recuperación de agua no contabilizada, equipamiento y mejoras de la gestión integral.

Comentarios