por /0 comentarios

CCSS utilizará drones para llevar medicamentos a indígenas

Con el objetivo de garantizar el acceso oportuno a los medicamentos de los usuarios de comunidades alejadas y de difícil acceso adscritas al  Área de Salud de Talamanca y Área de Salud de Valle La Estrella,  la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) innovará en un nuevo servicio de mensajería po r medio de “drones”, informó el doctor Esteban Vega De la O, coordinador nacional de Servicios Farmacéuticos de la CCSS.

La Contraloría General de la República autorizó a la CCSS realizar una contratación directa de servicios de mensajería mediante vehículos aéreos no tripulados (drones) piloteados a distancia.

Este servicio beneficiará a los habitantes de distintas zonas indígenas y de difícil acceso de la región Huetar Atlántica, de las comunidades de Sepecue, Amubri, Katsi, Cahuita, Margarita y Bambú, adscritas a los ebáis del área de salud de Talamanca y a los ebáis de Valle Las Rosas y Penshurt del área de salud de Valle La Estrella.

¿Cómo se hará?

Se trata de un drone especial para transporte de paquetes que opera mediante el sistema tecnológico desarrollado por la empresa Zipline.  Tiene tres componentes: el vehículo aéreo no tripulado, el nido que es el contenedor modificado desde donde se operaría el drone y el software que opera el vehículo y el nido en conjunto.

El doctor Vega De la O comentó que  al mes se  entregarán un promedio 13.200 paquetes de medicamentos a los pacientes de los ocho ebáis, en un lapso que no supere los 45 minutos. El costo mensual estimado es de 26.136 dólares, con un precio unitario de 1,98 dólares por receta.

El proceso inicia desde las sedes ebáis de estas comunidades indígenas:

  • El médico genera la orden de la receta hacia la farmacia del ebáis de Bribrí,  a través del módulo  de receta electrónica del Expediente Digital Único en Salud (EDUS).
  • El farmacéutico de Bribrí prepara y despacha el pedido dentro de un embalaje que permita que los medicamentos lleguen intactos a su destino.
  • El empaque es llevado al nido donde despegará el drone.
  • El drone traslada en forma monitoreada por GPS, los paquetes de medicamentos en un tiempo estimado de 30 minutos, hasta el punto demarcado donde haría la entrega mediante un lanzamiento controlado.
  • Se notifica inmediatamente la entrega del paquete de medicamentos al operador y en consecuencia a los ebáis respectivos.
  • Un  funcionario de la CCSS será el responsable de hacer la entrega al paciente.

El Dr. Vega  explicó que la iniciativa busca como fin primordial  la equidad en el acceso a los medicamentos entre la población urbana y rural, toda vez que mientras un usuario en San José tiene la posibilidad de recibir el despacho de sus medicamentos en tiempo promedio a los treinta minutos, los habitantes de estas comunidades reciben sus medicamentos en un lapso comprendido entre las tres horas y los tres días, según las condiciones de climatológicas y de acceso lo permitan.

Autorización de la Contraloría

De acuerdo con el Ing. Danilo Monge Guillén, de la Gerencia de Infraestructura y Tecnología, la autorización de la Contraloría General de La República se basó en un análisis técnico  institucional que incluyó aspectos como: la razonabilidad del costo del oferente, así como el traslado oportuno y seguro de los medicamentos.

La Contraloría también valoró que este es un proyecto piloto novedoso en el que la institución está incursionando por primera vez para atender poblaciones de la región más marginada del país.

Además, se consideró que la CCSS previamente había realizado un proceso de contratación por la vía ordinaria, cuyo resultado no era favorable al  interés público.

El Ing. Monge Guillén manifestó que el proyecto ha venido abarcando todos elementos de orden administrativo, técnico y legal.

A partir del aval administrativo de la Contraloría se continuará con una serie de procesos técnicos que  permitan garantizar que el servicio que se va ofrecer responde a las necesidades institucionales y sobre todo al paciente, de esta manera la operativa de estas aeronaves no tripuladas a distancia, deberán someterse a todo un proceso de evaluación, entre el que destaca a una batería de pruebas por parte de la Dirección General de Aviación Civil, las cuales vendrían a otorgar la luz verde para la puesta en marcha de los vuelos para el sistema de mensajería.

Comentarios