+0 - 0  por

Del bosque a la mesa: la tradición de los hongos finlandeses

Finlandia es un país nórdico donde el 70% de la tierra está cubierta por bosques. En el otoño con la llegada de lluvias, los hongos prosperan y los amantes de la naturaleza se lanzan en su recolección que ha sido una tradición finlandesa desde hace mucho tiempo.

Kaisa es una abogada que vive en Kouvola, a unos 120 kilómetros al este de Helsinki. Sus padres viven en el campo y juntos recogen hongos en el bosque.

Todos van preparados con ropa a prueba de agua, botas. Kaisa incluso ató un pañuelo a su cabeza para evitar que los insectos se atoren en su cabello.

Apenas un minuto después de entrar en el bosque, apareció un

montón de setas en el suelo. Antes de la recolección, Kaisa y sus padres las examinan para determinar si son comestibles o no.
«En Finlandia hay 20tipos de hongos venenosos. Así que debemos tener mucho cuidado de que recogemos sólo los hongos que sabemos que son comestibles», Kaisa.
Entre las especies comestibles están el Chanterelle de color amarillo y el Bolete en forma de barril.

En cerca media hora, las dos cestas se llenaron con algunos hongos. Al llegar a casa, Kaisa explica que setas deben limpiarse inmediatamente y deben mantenerse en el refrigerador para que no se pudran.

«Ahora podemos hacer ensalada de hongos y salsa de hongos, que son platillos muy tradicionales en Finlandia», dijo Kaisa, finlandesa

La madre de Kaisa Mirja es un maestro de la cocina. Rápidamente limpia la cosecha y la divide en dos grupos: uno para freír y hacer la salsa; y el otro para hervir para la ensalada.

Los padres de Kaisa poseen un gran pedazo de tierra, que consiste en unas 50 hectáreas sin embargo, no es exclusivo de la familia. De acuerdo con la ley finlandesa, cualquiera puede entrar en los bosques a recoger hongos y bayas y tener un picnic ahí, sin interferir con la vida del propietario.

 

+ 0 - 0