por /0 comentarios

Exportaciones de zona franca se recuperan en 2016

Pese a haber experimentado una caída en las exportaciones a consecuencia de la reestructuración del sector de componentes electrónicos en diciembre del 2014, las exportaciones de zona franca presentaron un repunte del 8,8% en el primer trimestre del 2016, al compararlas con las cifras mostradas en el mismo periodo del año anterior.

De acuerdo con datos suministrados por el Ministerio de Comercio Exterior (COMEX), el régimen de zona franca sumó un valor de $1.032,9 millones a marzo de este año y abarcó el 44,3% del total exportado.

Las ventas al exterior de equipo de precisión y médico presentaron mayor dinamismo en ese régimen de zona franca y en el sector de bienes. Sus ventas representan más del 23% del total en ese sector. La oferta también la conforman el sector eléctrico y electrónica, así como los servicios de tecnologías de información.

Productos cada vez más sofisticados

Los procesos productivos en zona franca son cada vez más sofisticados, gracias a la posibilidad de contar con mano de obra calificada en el país.

Por ejemplo, el sector de bienes inicialmente se dedicaba al sub-ensamblaje de componentes, pero luego fue necesario avanzar hacia la manufactura, diseño e ingeniería y, posteriormente, a etapas de investigación y desarrollo. Igualmente en el caso de las empresas dedicadas a los servicios, que iniciaron con centros de contacto y luego evolucionaron hacia actividades de back office, para luego especializarse en procesos más sofisticados tales como análisis de datos e investigación.

En ambos casos las circunstancias requieren de una amplia disponibilidad de fuerza laboral altamente calificada y multilingüe, lo cual plantea un enorme desafío para el  sistema educativo del país.

De acuerdo con el COMEX, el personal contratado por este tipo de compañías recibe salarios en promedio 1,8 veces mayor que el promedio nacional del sector privado. Actualmente, las zonas francas generan 78.000 empleos directos y 42.000 indirectos, con un crecimiento promedio anual del 8% en el último quinquenio.

En Costa Rica se establecen 370 firmas bajo el régimen de zona franca. Este sistema  es utilizado para atraer inversión extranjera, aprovechando condiciones como la exoneración de impuesto de renta, exoneración de impuesto municipal por diez años, importación libre de aranceles de los insumos utilizados y maquinaria. A cambio el país percibe beneficios como mejores salarios para los colaboradores, compras locales, diversificación de la oferta exportadora y estructura exportadora del país, el aporte por pagos a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), la generación de recursos financieros al Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y el aporte a la disminución del déficit comercial del país.

Un análisis realizado por PROCOMER, COMEX y CINDE revela que la rentabilidad social del régimen de zona franca es del 570%, es decir, que por cada dólar que se le exonera de pagar en impuestos a las empresas, la economía costarricense recibe beneficios por 5,7 dólares.

Comentarios