por /0 comentarios

Estudiantes aprovechan desechos de la papaya para crear aceite contra manchas y espinillas

Si es de las personas que le gusta cuidar su piel, es mejor que ponga atención, porque seis estudiantes del Tecnológico de Costa Rica (TEC) crearon un aceite que combate las manchas, espinillas, estrías, quemaduras leves y además contiene vitaminas que funcionan como nutrientes en la piel.
Se trata de las estudiantes: María Milagro Carvajal, Marcela Aguilar, Alejandra Alpízar, Karen Rodríguez, Yendry Araya y Kathleen Mclean. Todas ellas, con edades entre los 20 y 23 años.
El aceite es a base de semillas de papaya, y fue creado con el objetivo de aprovechar los desechos de esta fruta para reducir el impacto ambiental y en su lugar, utilizar los beneficios de la “papaína” en la cosmetología. Su nombre es Karika.
La propuesta nació como parte de los proyectos que deben presentar los estudiantes en el curso de Mercadotecnia de la carrera de Ingeniería en Producción Industrial, impartida en la Sede Regional de San Carlos.
“Estábamos llevando el curso de marketing, y como proyecto final debíamos aplicar los conceptos estudiados en clases. Investigando encontramos la necesidad que tienen las empresas de tratar sus desechos, como lo son las semillas de la papaya”, relató una las estudiantes, Kathleen Mclean.
El 54% de la producción de la papaya se da en la Zona Norte
“Una idea nace de satisfacer la necesidad, pero en muchas ocasiones no se satisface la necesidad correcta”, señaló una de las creadoras, Marcela Aguilar.
Con el fin satisfacer la necesidad correcta, las jóvenes estudiaron las empresas de la zona, específicamente, las productoras de papaya, y descubrieron que el 54% de la producción se da en este lugar. Solo en La Fortuna identificaron 136 hectáreas dedicadas a la siembra de este producto.
Las empresas procesan la papaya, la empacan al vacío y luego la distribuyen. Pero en todo ese proceso desechan grandes cantidades de semillas. Por ejemplo, en temporada alta, solucionar qué hacen con 10 mil kilogramos de papaya, y a veces sale más caro tratar las semillas que dispensar la papaya”, explicó.
De esta manera, las jóvenes se reunieron con empresarios de la Zona y comenzaron a utilizar las semillas de la papaya para darles un valor agregado, y así crearon: el aceite de semilla de papaya para uso cosmetológico.
“Aquí en San Carlos hay cuatro empresas que producen papaya, podríamos hablar de tres mil kilogramos de papaya por mes, por lo cual es un buen negocio”, puntualizó.

Por el momento el aceite no está disponible en el mercado, sin embargo, señalan que el precio del producto por 60 mililitros podría rondar los 12 mil colones.
“Ahorita estamos buscando apoyo de las universidad para hacer uso de los laboratorios y conocer las propiedades químicas, y en los próximo meses hacer el lanzamiento del producto”, puntualizó.
Como parte de sus reconocimientos, estas jóvenes ganaron el primer lugar en la Feria Regional Ideas de Negocios del TEC, en San Carlos; así como el primer lugar en la categoría “Productos ecoamigables”, en la Feria de Ideas de Negocios del TEC, en Cartago.

Comentarios