por /0 comentarios

CNE cuenta con ¢4.000 millones para emergencias por lluvias

Con la presencia de las primeras lluvias, la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) intensificó las acciones de coordinación del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo y los Comités de Emergencia a lo largo de todo el país con el propósito de afinar los detalles de la estructura operativa que permitirá la respuesta a los posibles incidentes que las lluvias generen.

Como parte de esas acciones de preparación, la CNE cuanta con más de 4.000 millones de colones para la respuesta y ha venido fortaleciendo su estructura operativa con el abastecimiento de las bodegas en todo el territorio nacional, la identificación de posibles escenarios de amenaza y la revisión de los protocolos y procedimientos para la respuesta.

El presidente de la CNE, Dr. Iván Brenes Reyes, dijo que un actor fundamental en la reducción del riesgo y del impacto de esas amenazas lo constituye sin duda una comunidad bien informada y organizada, razón por la cual, se les ha venido incorporando como un actor clave, mediante la conformación de más de 400 Comités Comunales de Emergencia en todo el país.

Recordó que la institución ha venido trabajando en la capacitación de todos estos comités de emergencia en la revisión de protocolos, procedimientos y actualización de planes de emergencia, lo cual permitirá identificar amenazas y determinar zonas de vulnerabilidad.

Las autoridades de la CNE mantienen un contacto permanente con el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) sobre los escenarios de posibles impactos en el territorio nacional, información que permitió el establecimiento de un plan estratégico de acción que toma en cuenta a todas las instituciones del Sistema Nación de Gestión del Riesgo.

Estructura operativa

La estructura está constituida por 89 Comités Municipales de Emergencias y más de 400 comités comunales en todo el territorio nacional, preparados y capacitados para responder a las diferentes emergencias, con el apoyo del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) y la asesoría técnica de los Comités Asesores Técnicos.

El Dr. Ivan Brenes señaló que gracias a la integración de las diferentes instituciones, la CNE cuenta con una estructura lo suficientemente organizada para responder, no solamente a la estación lluviosa sino a eventos tales como la sequía, actividad volcánica, entre otros, donde esta institución ha invertido más de 15.500 millones de colones en el último año.

Se cuenta con un total de cuatro (4) bodegas regionales, 81 bodegas municipales y además, furgones y contenedores, que actualmente están siendo abastecidos para prever cualquier situación de emergencia.

La CNE ha instalado a lo largo y ancho del territorio nacional una amplia red de comunicaciones para el monitoreo, vigilancia y manejo de información de las diferentes amenazas como son las zonas de inundación, deslizamiento, con 400 puestos de monitoreo y más de 100 bases de comunicación.

Posibles escenarios de riesgo

De acuerdo con los registros históricos de la CNE, se tienen identificadas muchas comunidades con alguna condición de riesgo por diferentes amenazas como inundaciones, actividad volcánica, deslizamiento, entre otras. Se contabilizaron 43 cantones (un 50% del país) con una alta vulnerabilidad a problemas de inestabilidad de laderas.

La falta de un ordenamiento apropiado del territorio en la mayoría de los cantones acentúa la problemática, especialmente por la creciente densidad de la población, en zonas de alta vulnerabilidad.

La lluvia se convierte en un disparador, en razón de la ocupación de zonas de inundación, ligados al desarrollo de centros de producción y de población.

Otros casos de frecuente riesgo son los deslizamientos de laderas, la construcción en rellenos, las descargas de aguas pluviales y la invasión de cauces de ríos y quebradas.

Este tipo de eventos están representados en esas comunidades con alguna condición de riesgo, ubicados en 43 cantones.

Comentarios