“LA PANDEMIA”

“Veo que por allí también hay…” (José Urbano)”
Un amigo de toda la vida, a 8 mil kilómetros de distancia, se sorprendía de la existencia por estos lares de personajes que también “ponen palos en las ruedas”, ya sea en el área del deporte, la cultura u otras actividades. Y acotaba José: “Personas-lacras también aquí, en España, abundan…”
¡Pues sí! Ésta especie en ebullición y globalización, es una enfermedad o pandemia que por sus síntoma podrían encuadrarse en el rango de ébola.
El problema de esta peste de la modernidad es que pululan por todas partes; su denominador común es carecer de dignidad y su autoestima está un escalón más abajo que la suela de sus zapatos. Y claro, con este currículo, son matriculados como “testaferros, serviles, aláteres o acólitos” (A elegir).
¿Cuál es su papel en la sociedad? De entrada, por su ADN de “tontos útiles”, les asignan labores de nulo rango en ministerios sin cartera, o las enquistan en instituciones creadas al uso, siendo su trabajo principal encargarse de cosas que no sirven para nada, por su evidente incapacidad intelectual.
Ahondando en el campo de lo rutinario y, sobre todo, el día a día de su deambular, inician la mañana con su agenda activada. Ésta puede ser un libro de cocina o cumplir órdenes de los mensajes de celular (móvil) Luego hay que reportarse, rendir pleitesía “al amo de turno” (Genial Hispavox: un perro escuchando el gramófono) y después el “brete”: “hacer que hacen”, “ir a los ´mandaos”, “pasar chismes”, o “ser gato de sala” en un despacho.
De esta manera suman paginas a su brillante (?)” currículo, hasta ser tomados en cuenta en actividades políticas consuetudinarias, que no son diferentes a las de “pegabanderas”, “orejas de turno” (“chivatos”) disfrazados de anónimos, o “guachimán” (guarda) con mando en algún centro o institución social, donde las autoridades (atrevidas e irresponsables) ponen al frente a: un ama de casa sin luces, con apenas “las 4 reglas” de conocimiento; o al inútil familiar a quien “hay que poner a hacer algo”.
No cabe duda, esta “pandemia” no es “rara avis”. Usted pone foto y nombre.

Comentarios