¡HEROÍNAS!

“Nunca se doblegan” (Dr. Castillo. España).
Hoy día mundial de la lucha contra el cáncer de mama. Nuestro homenaje y reconocimiento para ese ejército de mujeres que no se dejan vencer por este flagelo. La medicina, la prevención, los diagnósticos a tiempo y, sobre todo,el coraje, la ACTITUD y las ganas de vivir, son los ingredientes que todas -a quienes un día les dan la mala noticia ¡Tienes cáncer!- aceptan sin desmayar un solo instante y armándose de un valor que resulta contagioso y alentador para los seres queridos que tardan más en reaccionar o reaccionan mal, o sea con temor catastrófico. ¿Qué las queda? Someterse a rigurosos tratamientos médicos cuyos efectos son visibles; despojarse de estigmas y aparcar por un periodo corto o largo, tabúes muy entendibles en la mujer como la belleza que en todo momento resulta afectada. Pero más aún que la caída del pelo o el perceptible dolor y las secuelas de las largas sesiones de quimioterapia o radioterapia, es el positivismo que aportan para minimizar todo lo que de negativo tiene esta enfermedad. Todos, sin excepción, hemos tenido algún caso de cáncer de mama en algún familiar o amistad muy cercana y querida. De todas ellas hemos aprendido, que la vida a veces es injusta y somete a pruebas de extrema dureza a personas que solo venían cumpliendo con sus obligaciones de mujer trabajadora, bien fuera del hogar o en la propia casa; asumiendo responsabilidades y siendo el auténtico bastión del núcleo familiar. Y pasan los días, semanas y hasta meses, cuando toca pasar lista y regocijarse, porque aquel tropel de damas apenas ha tenido bajas, por más que la lucha contra la enfermedad las tenía frágiles y en clara desventaja. Hoy es un día para celebrar, por ti Rocío y por las miles y miles de Rocíos que en el mundo han pasado “por donde asustan” y sin embargo disciplinada y tenazmente han sido capaces de salir airosas en la desigual pelea y con sus escasas armas que el organismo aporta. No obstante y aún en el peor escenario, lo plausible y más rescatable es comprobar como nunca bajaron la guardia, ni se doblegaron por más sufrimiento o dolor q su cuerpo recibió. No hay que cantar victoria, el cáncer es un enemigo difícil de combatir, nunca se da por vencido y si en ocasiones tiene que retirarse, no lo hace muy lejos, sino que permanece cerca y al acecho, para atacar de nuevo. ¡Qué dicha comprobar cómo miles y miles de mujeres han salido airosas y hoy se unen a la campaña mundial! Y los que las rodearon, en momentos difíciles, también se integran a la cruzada. Todas las calles hoy se visten de rosa.Los medios de comunicación hacen un enorme despliegue y las redes sociales también se suman. Es en definitiva una jornada para celebrar con quienes ya salieron del túnel y para apoyar a quienes todavía viajan en medio de la zozobra y la enfermedad. En cualquier caso, valga la oportunidad para reconocerlas, a unas y a otras estén en la situación que estén y sin importar el lugar, ciudad, país o continente en el que vivan que todas son nuestras… ¡HEROÍNAS! En Madrid, Plaza de Callao, un enorme lazo de claveles rosas homenajeaba a estas mujeres en el Día Mundial de la lucha contra el cáncer de mama

Comentarios