por /0 comentarios

Reino Unido intensifica medidas para frenar transmisión de zika.

-Mientras el virus del Zika sigue propagándose por el continente americano, el gobierno y organizaciones de investigación de Reino Unido han tomado medidas para abordar el riesgo de salud potencial que el virus representa.

La enfermedad del virus del Zika es transmitida por picadura de mosquito. El tipo de mosco que transmite el virus tiene extremadamente pocas probabilidades de sobrevivir y de crecer en Reino Unido por causa de las temperaturas más bajas del país.

Aunque no ocurre de manera natural en Reino Unido, se han diagnosticado un total de seis casos en viajeros británicos, de acuerdo con las cifras más recientes de Salud Pública de Inglaterra (Public Health England). La mayoría de estos viajeros estuvieron en países afectados por el brote de zika.

Como medida de precaución, el gobierno británico pidió a las aerolíneas utilizar insecticida en todos los aviones que regresen a Reino Unido desde países donde hay transmisión de zika.

La desinfección incluye rociar insecticida simple en el interior de los aviones para reducir el riesgo de que los pasajeros sean picados por mosquitos que pudieran haber entrado al avión.

Los síntomas del zika son similares a los del dengue, otra enfermedad transmitida por mosquitos. El dengue con frecuencia se encuentra presente en áreas en las que el zika está presente. La mayoría de los infectados con el virus del Zika no presentan síntomas y en quienes lo presentan suele haber una fiebre no muy alta y de corta duración.

Las complicaciones serias y las muertes por zika no son comunes. Pero cada vez más evidencias recolectadas en Brasil han demostrado que el virus podría esta vinculado con bebés con microcefalia.

Brasil ha registrado un número creciente de casos sospechosos de bebés que nacen con cerebros pequeños, o microcefalia, pero sólo un número reducido de casos ha sido confirmado.

Aunque el vínculo entre el contagio de zika y la microcefalia no ha sido demostrado científicamente y se desconocen los riesgos de las diferentes fases del embarazo, la Organización Mundial de la Salud ha declarado la serie de casos de microcefalia y otros trastornos neurológicos como una emergencia de salud pública de importancia internacional.

Dada la seriedad de la transmisión del zika, el gobierno británico decidió financiar con rapidez la investigación sobre el virus.

El gobierno prometió otro millón de libras esterlinas (1,44 millones de dólares) para financiar la investigación sobre el virus. Esta suma es adicional al financiamiento anunciado con anterioridad de 1.000 millones de libras que incluye más de 188 millones de libras para el desarrollo de vacunas y pruebas de diagnóstico de enfermedades causadas por virus como el zika.

“Tenemos que desarrollar tratamientos y vacunas, pero primero tenemos que responder a preguntas vitales sobre la naturaleza de este virus como si el virus está cambiando y cómo, cómo controlar la propagación de la enfermedad y cómo diagnosticar y prevenir el contagio”, dijo el profesor John Savill, director ejecutivo del Consejo de Investigación Médica de Reino Unido

Por otra parte, investigadores de institutos y universidades de Reino Unido y otros países están trabajando con sus homólogos del continente americano a través de plataformas en línea como la Red Global de Salud.

La red es un foro en línea para ayudar a los investigadores clínicos con los diseños de pruebas, métodos, interpretación de regulaciones y operaciones generales. La red ya estableció un sitio en internet dedicado al estudio del virus del Zika.

“Tiene que haber colaboración internacional y se tienen que compartir métodos de investigación y capacidades para contribuir al inicio de estos estudios (del zika) tan pronto como sea posible”, dijo la profesora Trudie Lang de la Universidad de Oxford, quien encabeza la Red Global de Salud.

En tanto, Oxitec, una compañía británica a la vanguardia en el uso de la ingeniería genética para controlar las plagas de insectos, está trabajando de manera estrecha con los gobiernos locales de Brasil para controlar el número de mosquitos que propagan el zika. Puesto que no hay medicamentos ni vacunas por el momento para combatir el virus, el control de los mosquitos podría ser una forma más efectiva de frenar su transmisión.

“Controlar la población de (el mosquito) Aedes aegypti (que transmite el zika y el dengue) es la mejor defensa contra estas serias enfermedades para las cuales no hay cura”, dijo Hadyn Parry, director general de Oxitec.

Comentarios