por /0 comentarios

ENFOQUE DE CHINA: Se eleva a 114 número de muertos por explosiones en Tianjin y hay 70 desaparecidos

TIANJIN. 17 ago (Xinhua) — El número de muertos por las enormes explosiones ocurridas la semana pasada en la ciudad portuaria norteña china de Tianjin se elevó a 114 después de que los rescatistas recuperaron dos cuerpos más de entre los escombros, dijo hoy el departamento de publicidad municipal.

Gong Jiansheng, departamento de publicidad de Tianjin, dijo a los reporteros que la identidad de 54 de los cuerpos ya ha sido confirmada y agregó que 70 personas siguen desaparecidas.

De los muertos, 39 eran bomberos y cinco eran policías. Antes de la identificación de 25 cuerpos, el número de desaparecidos se había ubicado en 95.

Entre los desaparecidos se encuentran 64 bomberos, dijo Gong.

La oficina de asuntos civiles de la Nueva Zona de Binhai, en donde ocurrió la explosión, inició los preparativos para reconocer a los bomberos muertos en el cumplimiento de su deber, dijo Wang Junjie, funcionario de la oficina.

“Es una labor difícil determinar quién murió combatiendo las explosiones realizando comparativos de ADN porque muchos bomberos siguen desaparecidos”, dijo Wang.

Los rescatistas han realizado cuatro rondas de búsquedas de fondo en lo que describieron como “un laberinto de contenedores” y las operaciones de búsqueda y rescate continúan.

“Recorrer la zona de las explosiones es extremadamente peligroso por causa de las sustancias químicas que arden y de los contenedores retorcidos que podrían colapsar en cualquier momento. Tuvimos que marcar los espacios para no perdernos”, dijo Wang Ke, quien encabeza un grupo de soldados especialistas en químicos.

Dos enormes explosiones ocurridas antes de la medianoche del 12 de agosto han causado estragos en las áreas ubicadas a algunos kilómetros de distancia.

Las explosiones afectaron a 17.000 viviendas y 1.700 empresas. Al menos 6.000 residentes han sido desplazados. Los soldados están peinando los barrios habitacionales cercanos en busca de supervivientes y su búsqueda ha cubierto hasta ahora 6.000 viviendas.

Una explosión menor ocurrió hoy por la mañana en el sitio de los estallidos. El humo oscuro ha cedido, pero aún se ven llamas.

Bao Jingling, ingeniero en jefe de la oficina de protección ambiental de Tianjin, dijo que cerca de 700 toneladas de cianuro de sodio almacenadas en el sitio de la explosión permanecen básicamente sin afectaciones.

De acuerdo con He Shushan, vicealcalde de Tianjin, para hoy por la noche, los especialistas habían recogido químicos peligrosos diseminados en un radio de tres kilómetros del sitio del estallido. “Hemos recogido entre 150 y 160 toneladas de cianuro de sodio”.

Las autoridades ambientales establecieron 27 sitios adicionales de monitoreo del agua, tres de los cuales encontraron cianuro. Algunas muestras contenían 27,4 veces más que el nivel estándar. Dos de los centros originales de monitoreo de aguas residuales también encontraron muestras con niveles de cianuro de entre 1,25 y 2,2 veces por arriba del estándar.

La ciudad ordenó a los servicios postal y de mensajería suspender las entregas a la Nueva Zona de Binghai.

Hasta hoy, 698 personas se encontraban hospitalizadas, de las cuales 57 se encuentran en estado crítico y 77 han sido dadas de alta.

Al enterarse del accidente, muchos trabajadores de la salud que estaban fuera de servicio se apresuraron a asistir a sus colegas.

“En cuanto vi las llamas supe que estábamos serios problemas y salimos de casa de inmediato”, dijo Li Qing, director del departamento de nefrología del Hospital TEDA.

Du Huan se dirigió al hospital después de salir de su departamento, ubicado a apenas unos cientos de metros del sitio de la explosión, junto con su esposo, su hija y su suegra.

A pesar de que su esposo resultó herido en una pierna y de que su hija de 15 meses resultó herida por pedazos de metal, la enfermera Du se puso a trabajar de inmediato.

Du dijo que los bomberos son los verdaderos héroes.

“Su voluntad realmente me impresionó. Bomberos seriamente heridos podían hablar, pero no se quejaban. Simplemente estaban ahí esperando en silencio”.

 

Comentarios