por /0 comentarios

¡Orgullo tico! Andrey Amador es nuevo líder del Giro d’Italia

Andrey Amador cumplió uno de sus sueños y el de todo un país: vestirse con la maglia rosa que le acredita como líder del Giro d’Italia. Tras sufrir mucho, el costarricense consiguió llegar con el grupo de los favoritos a la meta mientras que Jungels cedió en las rampas del último puerto. La victoria de la decimotercera etapa fue para Mikel Nieve (Team Sky), que hizo valer la escapada. Tras esta etapa, Amador es el nuevo líder de la corsa rosa y aventaja con 26″ al segundo clasificado, Bob Jungels (Ettix Quick-Step).

La dulce jornada empezó con muchos movimientos por parte de los equipos que querían buscar sus estrategias particulares en la etapa de hoy. La fuga fue sorprendente, ya que hasta 30 corredores llegaron a formar cabeza de carrera en el kilómetro 48.Entre ellos, había 3 corredores del Movistar Team: Betancur, Sütterlin y Rojas: aunque luego llegó Visconti y Betancur retrocedió al lote principal. El mejor ubicado en la general en la escapada era Diego Ulissi (Lampre), que era décimo a 2:47″ del liderato. En el pelotón había mucho nerviosismo, pero Amador y Valverde aguantaban un ritmo bastante tranquilo comandado por Ettix Quick-Step. Stefan Denifl (IAM) atacó en el grupo de los escapados y se marchó en solitario. El austríaco llegó a contar con más de 4:30″ de diferencia con el grupo de los favoritos, que se preocuparon más por vigilar al grupo perseguidor donde estaba Ulissi que al propio corredor. Finalmente, el austríaco vio que solo no llegaba a ningún lado y decidió esperar al grupo más numeroso.

En el inicio del Porzus, de primera categoría, Astana movió ficha y Michele Scarponi impuso un ritmo muy alto al frente del pelotón. Pese a que el lote iba perdiendo efectivos, Amador aguantaba en la parte trasera siguiendo la rueda de Jungels (Ettix-Quick Step). En la escapada, Mikel Nieve (Sky) saltó del grupo y se marchó en solitario. Visconti (Movistar) y Dombrowski (Cannondale-Garmin) le seguían de cerca a 27″.

Amador atacó en el descenso del Porzus, pero Nibali (Astana), consciente de las habilidades en el descenso del costarricense, se agarró muy bien a su rueda y no le dejó marcharse. En el inicio del último puerto, Chaves (Orica Green-Edge) fue el primero en moverse y el líder Jungels, empezó a ceder. A continuación, Nibali arrancó sin mirar atrás y, tras ceder unos metros, Amador buscó su ritmo para regresar al grupo principal. Por su parte, Jungels seguía sólo perdiendo terreno con respecto al costarricense, que con mucho sufrimiento, seguía en el grupo de los favoritos.

En los metros finales del puerto, Nibali lanzó otro ataque en el que Amador no entró. Sin embargo, el costarricense, consciente de que estaba pronto de vestirse de rosa, acabó enlazando con el grupo de los favoritos, en el mismo que entró a meta. Finalmente, la victoria fue para Mikel Nieve, que protagonizó una exhibición personal que impidió que Visconti le atrapase para disputarle la victoria.

El costarricense se mostró contento al final de la etapa: “Poder portar este maillot rosa es un grandísimo logro para lo personal. Hay que ir día a día y disfrutar de este momento”. Respecto a la etapa, Amador se resignó por no poder aguantar en el puerto final: “Sabía que este terreno tan montañoso no es lo mío, pero bueno, al final pudimos llegar en la bajada. Ahora a pensar en mañana”.

Mañana el Giro d’Italia continua con otra etapa de alta montaña con final en Corvara. Andrey Amador y Alejandro Valverde inspeccionaron el terreno de esta etapa el pasado mes de marzo. El perfil de la jornada de mañana es el más complicado de esta edición. A parte de correr más de 150km por sobre de los 1000m, los ciclistas se encontrarán hasta con seis puertos de montaña; uno de tercera categoría, tres de segunda y dos de primera, todos con poco margen para la recuperación. El tramo final de la etapa, con el Passo Giau, el descenso del Passo Valparola y el final que tiende hacia arriba en Corvara, pueden hacer diferencias importantes entre los favoritos. Será un día de gran desgaste para celebrar el liderato.

Comentarios