por /0 comentarios

Giro d’Italia 2016, 14a etapa: Andrey Amador cede el rosa en beneficio de Kruijswijk

Con una muestra de coraje y pasión, Andrey Amador lo dio todo para mantener el liderato del Giro d’Italia en la etapa reina.Sin embargo, pese a que el costarricense peleó hasta el final, no pudo aguantar los cambios de ritmo de Nibali y Kruijswijk en un terreno que no se adaptaba bien a sus condiciones y cedió la maglia rosa en Corvara. El vencedor de la etapa fue el colombiano Esteban Chaves (Orica-Green Edge), que venció al sprint a Preidler (Giant Alpecin) y a Kruijswijk (Lotto-NL Jumbo), que es el nuevo líder de la carrera. Alejandro Valverde tampoco pudo seguir el ritmo de los rivales y entró a 3:00″ de Chaves y Amador lo hizo a 3:51″. Tras la etapa de hoy, el costarricense es quinto en la general a 3:15″ y Valverde, cuarto a 3:06″. 

La fuga de la etapa reina de esta edición del Giro d’italia fue todavía más numerosa que la de la jornada de ayer, que contó con hasta 36 corredores, entre ellos, Betancur y Herrada de Movistar Team. En el pelotón, Amador estuvo protegido por su equipo, que comandaba el grupo con un ritmo tranquilo. En la escapada, Plaza (Orica-Green Edge) abrió una brecha importante y se fue en solitario intentando emular las actuaciones de Wellens o Nieve, que consiguieron la victoria tras una exhibición en la fuga. Con la presencia del bielorruso Konstantin Siutsou (Dimension Data) en el grupo perseguidor, Amador llegó a ceder el liderato de forma virtual en el primer tramo de la etapa.

A falta de 50km para la meta, en el inicio del Passo di Giau, llegó lo que todo el mundo podía prever: el movimiento de Astana.El conjunto kazajo impuso un fuerte ritmo en el pelotón, en un momento en que Plaza les llevaba 8:40″ de ventaja. Con la labor del ex compañero de Andrey en el Movistar, Eros Capecchi, el pelotón se empezó a cortar y dejó a Amador y Valverde sin compañeros. Sin embargo, en el siguiente relevo, Michele Scarponi todavía cortó más el grupo y provocó que Amador cediese a falta de 2km para coronar el Giau. En ese momento, el costarricense buscó su ritmo para intentar ceder el mínimo tiempo posible. A la cima del puerto, Amador perdía 53″ con el grupo de los mejores.

Pero cuando la carretera tiende hacia abajo, le salan alas al tico. Un Amador luchador, negándose a perder el rosa, voló en el descenso y volvió a entrar en el grupo de los favoritos. Sin embargo, la alegría le duró poco al tico que vio como Nibali, al inicio del último puerto, lanzó un ataque al que sólo Chaves (Orica Green-Edge) y Kruijswijk (Lotto-LN Jumbo) pudieron seguir. Como siempre, Amador intentó buscar su ritmo junto a Valverde, que tampoco aguantó el duro cambio de ritmo del italiano, que buscaba vestirse de rosa en Corvara.

En el transcurso del último puerto, un Amador muy desgastado seguía perdiendo terreno con el grupo delantero, en el que Kruijswijk, que era líder provisional, y el colombiano Chaves, llegaron a soltar a Nibali. En cabeza de carrera, Atapuma (BMC) veía que el grupo perseguidor le recortaba la distancia hasta los 30″ en la coronación del puerto. Amador inició el descenso con el grupo de Valverde a más de 2:30″ de Kruijswijk y los dos juntos trabajaron en cabeza del grupo para intentar reducir la desventaja. Después de un gran desgaste, un Amador fatigado no pudo seguir con el lote en el último muro y entró a 3:51″ de Kruijswijk.

Mañana se disputará la 15ª etapa de este Giro d’Italia y la última contrarreloj de esta edición. En este caso, una cronoescalada de 10,8km con final en Alpe di Siusi.

Comentarios