por /0 comentarios

Andrey Amador celebra la victoria de Valverde

Andrey Amador y todo el Movistar Team celebraron la primera victoria de Alejandro Valverde en el Giro y también su ingreso en el podio, el principal objetivo de la escuadra telefónica al principio de la competición. El español se impuso en Andalo al líder Kruijswijk. Por su parte, Amador ingresó con un grupo bastante numeroso a 3:20″ del vencedor. Tras esta dura etapa, el tico pasa a ser octavo a 8:53 de Kruijswijk.

En la salida de la etapa ya se pudieron notar los nervios de los corredores, que sabían que estaban ante una de las etapas más decisivas de este Giro d’Italia. Los primeros 50km fueron bastante tranquilos, sin fugados y con un Movistar Team liderando el pelotón. Sin embargo, la tranquilidad duró poco y en el Passo della Mendola, la primera exigencia de la jornada, hasta 5 corredores se destacaron en cabeza de carrera, entre ellos Ulissi (Lampre) y Jungels (Etixx).

Entre los favoritos también empezaron los ataques y todos se dispararon los unos a los otros. El más perjudicado fue Chaves (Orica Green-Edge) que no pudo seguirles y se quedó en el grupo de atrás, en el que permanecía Andrey Amador, a unos 30″. Mientras, Nibali (Astana), Valverde (Movistar), Zakarin (Katusha) y la maglia rosa Kruijswijk (Lotto NL Jumbo) alcanzaron la cabeza de carrera.

La etapa transcurrió a un ritmo muy alto y las fuerzas se iban gastando para Amador. A 18km de meta, en el inicio de Paganella, Chaves cambió el ritmo y el costarricense no pudo arrimarse al trío que formó el colombiano, con Majka y Pozzovivo, en persecución de la cabeza de carrera. Valverde hizo el primer movimiento a 14km para el final y lo siguieron el líder y Zakarin, mientras que Nibali se quedó con Jungels y Firsanov. Un Chaves que fue de menos a más consiguió enlazar con este grupo que iba perdiendo más tiempo con el trío de cabeza a medida que pasaban los kilómetros.

Como las fuerzas eran las justas y había mucho en juego, una falta de entendimiento entre Valverde, Kruijswijk y Zakarin permitió que el grupo perseguidor redujera la diferencia. Nadie quería gastar más que su rival y eso casi permitió al grupo perseguidor, en el que Chaves y Nibali pusieron mucho empeño, enlazar con los de delante. Sin embargo, una sucesión de duros ataques en cabeza antes de coronar el penúltimo puerto, permitió ampliar de nuevo la ventaja. Nibali entró en crisis en los últimos metros y cedió con el grupo de un Chaves luchador.

En el descenso, el colombiano perdía 30″ y Nibali 40″. Finalmente, Valverde ganó la etapa en un final muy favorable para el murciano y Chaves cedió 42″. Por su parte Nibali entró a 1:46″ y Amador, que buscó su ritmo, lo hizo con un grupo bastante numeroso a 3:19″.

Mañana se disputará la 17a etapa de este Giro d’Italia entre Molveno y Cassano d’Adda. A priori, una jornada bastante tranquila, con un solo puerto de montaña, de cuarta categoría.

Comentarios